miércoles, 2 de enero de 2019

¿Cómo podemos captar la atención del lector?

Para mantener la atención del lector, necesitamos cuatro elementos clave:
1 Un buen argumento.
2 Unos personajes individualizados y con proyección psicológica.
3 Un estilo basado en la claridad, la brevedad, la concreción, la sencillez y el orden.
4 La creación de expectativas.

Las expectativas suponen preguntas que inciden en el avance argumental, y cuya respuesta pospondremos.

Estas preguntas han de ser indirectas y sutiles, y deben estar presentes desde el primer párrafo. Como ya hemos comentado en otras entradas y páginas: comenzaremos con un interrogante potente y tras haberlo formulado; nos detendremos en descripciones, anécdotas y reflexiones con un porqué. Iremos retomando esta expectativa las veces necesarias hasta que la concluyamos.

En nuestro desarrollo argumental siempre tendremos dos o tres preguntas en el aire; sin embargo, no abriremos preguntas en cada escena: lo mucho cansa aunque sea bueno.

Nota: Si nos quedamos sin interrogantes, nos quedamos sin historia.

Ejemplo:
Aquel martes en el que Carlota no solo perdería a Diego, sino también su libertad; fue a comer con Marga y ultimó los detalles de las vacaciones.

Tras este inicio, podremos detener el ritmo de la narración; pero ya habremos captado la atención de los lectores.

Bueno, no nos demoramos más y damos paso a la página titulada: Las expectativas y las expectativas falsas.

2 comentarios: