viernes, 14 de febrero de 2020

Novela filosófica

          La novela filosófica suele insertarse dentro de la novela de corte realista. Los hechos que refiere, generalmente, pueden darse o haberse dado en el mundo que conocemos.

Se nutre de reflexiones (sobre temas de actualidad o atemporales) imbricadas en el actuar, pensar y decir de los personajes.

Recurre a la utilización de cartas y diarios íntimos.

Su modus operandi es invariable: parte de una historia «normal» para comenzar a analizar y recrear las partes difíciles y oscuras de la condición humana.

Supone un estudio e interpretación de un fragmento de la materia psicológica o emocional.

La filosofía interpreta mediante ideas el concepto científico.
La ciencia reduce a conceptos una parcela de la realidad. Después los define, estudia y categoriza.
La realidad se compone de materia física, materia psicológica o emocional y materia gnoseológica (conocimiento).

A continuación, vamos a citar dos ejemplos de novela filosófica:
Crimen y castigo (Fiódor Dostoievski).
Los hermanos Karamazov (Fiódor Dostoievski).

viernes, 31 de enero de 2020

Thriller existencial

El thriller existencial suele insertarse en la novela de corte realista. Los hechos que refiere, generalmente, pueden darse o haberse dado en el mundo que conocemos.

Toma los componentes del thriller de acción que atrapan al lector (peligros, confrontaciones, elementos sorpresa) y los mezcla con elementos configuradores de la novela existencial, filosófica, psicológica y social.

Empleo del terror psicológico. Los personajes se hallan expuestos a peligros mentales. Para cosificarlo, aparecen espejos; utilizados como leitmotiv.

Recreación de un acontecimiento del presente que lleva a rememorar un hecho del pasado. Diálogo constante entre estas dos etapas. El miedo sigue latente a pesar del tiempo transcurrido.

Sus argumentos giran en torno a la ansiedad y los traumas.

No es necesaria la fuerza física para derrotar al oponente.

La mayoría de las veces los enemigos son internos: fobias, locura, impulsos, etc.

Si el enemigo es externo (esto es, otro personaje); los conflictos se juegan mediante el engaño y la manipulación mental.

Entre sus personajes se encuentran convictos, criminales, víctimas, acosadores, acosados, psicópatas, sociópatas, etc.

La delimitación entre buenos y malos es muy difusa (como en la novela negra). Y el bueno pierde.

Se ambienta en espacios reducidos, urbanos y claustrofóbicos. Se caracteriza por la tensión creciente, los giros inesperados, el uso de flashbacks y del fluir de conciencia.

Queda patente que busca una respuesta emocional en el lector.

A continuación, vamos a citar dos ejemplos de thriller existencial:
Una misma noche (Leopoldo Brizuela).
Lágrimas en la lluvia (Rosa Montero).

lunes, 13 de enero de 2020

Thriller de acción

El thriller de acción puede ser de corte realista o de ciencia ficción.

Su protagonista es un héroe improbable e ingenioso: un profesor, un farmacéutico, un cura, etc.

La delimitación entre buenos y malos no da lugar a equívocos.

Su comienzo es bastante potente.

Desarrolla una conspiración, que afecta a grandes instituciones.

Si incluye enemigos extranjeros, estos emplearán expresiones en sus idiomas.

Artículos de consumo de marcas conocidas (verosimilitud).

Son frecuentes los peligros, las confrontaciones y los elementos sorpresa. También los derrocamientos de gobiernos, la frustración de asesinatos y la revelación de engaños políticos, sociales, religiosos, etc.

El antagonista suele «jugar» en el equipo de los buenos desde el principio. Hasta casi el final no se descubrirá su traición.

En el desenlace el héroe logra desbaratar la conspiración. Para ello, se descubrirá algún aspecto desconocido de él.

Características esenciales

1. El protagonista teme continuamente por su vida.
2. Ritmo rápido, acción y héroes ingeniosos que deben frustrar los planes de los villanos, siempre con unos equipamientos mejores.
3. Lugares: desiertos, regiones polares, ciudades extranjeras exóticas, etc.


A continuación, vamos a citar un ejemplo de thriller de acción:
El código Da Vinci (Dan Brown).

domingo, 22 de diciembre de 2019

Novela negra

La novela negra suele insertarse en la novela de corte realista. Los hechos que refiere, generalmente, pueden darse o haberse dado en el mundo que conocemos.

Se centra en la resolución de un crimen, aunque no supone su principal objetivo.

Su análisis pasa a un segundo plano. Se erige en el pretexto para diseccionar de modo naturalista los vicios de una sociedad. Contiene un elevado nivel de conciencia crítica.

La motivación de los asesinatos conecta con alguna debilidad humana: rabia, frustración, ansia de poder, envidia, odio, celos, lujuria, codicia, etc.

Recrea el miedo, la violencia, la injusticia, la inseguridad y la corrupción.

La delimitación entre buenos y malos resulta muy difusa. Sus protagonistas son individuos derrotados en busca de una verdad o algún atisbo de ella.

Sus ambientaciones se caracterizan por la oscuridad.

Su lenguaje es duro, seco y sencillo. Carece de adornos y se nutre del slang callejero.

Las novelas de Dashiell Hammett y Raymond Chandler, con sus detectives Spade y Marlowe, constituyen fuentes habituales para los guiones del cine negro.

A continuación, vamos a citar cuatro ejemplos de novela negra:
El halcón maltés (Dashiell Hammett).
Adiós, muñeca (Raymond Chandler).
Los mares del Sur (Manuel Vázquez Montalbán).
La muerte de Amalia Sacerdote (Andrea Camilleri).

viernes, 13 de diciembre de 2019

Novela policíaca

La novela policíaca, detectivesca o de misterio suele insertarse en la novela de corte realista. Los hechos que refiere, generalmente, pueden darse o haberse dado en el mundo que conocemos.

Comienza con un asesinato, que el detective protagonista ha de resolver. Aunque también puede tratarse de una muerte natural, accidente o suicidio.

El lector y el protagonista van descubriendo la información oculta de modo simultáneo. Saben lo mismo. Esto es, se nutre del recurso de la intriga o misterio.

Suele estar narrada desde el punto de vista del detective, quien resuelve el caso usando la razón. Interroga y observa a los personajes vinculados con el crimen. Expectativas y expectativas falsas, que apuntan a diferentes personajes como posibles culpables. El culpable estará presente desde el principio y será el menos esperado.

Cada información poseerá un porqué y una justificación. Incidirá en uno de los siguientes aspectos:
Hará avanzar el argumento.
Le otorgará verosimilitud.
Desviará la atención del lector (expectativa falsa).

Ahora vamos a citar tres ejemplos de novela policíaca:
El misterioso caso de Styles (Agatha Christie).
Asesinato en el Orient Express (Agatha Christie).
Diez negritos (Agatha Christie).

viernes, 29 de noviembre de 2019

Novela de aventuras y viajes

La novela de aventuras y viajes puede ser de corte realista, de ciencia ficción o fantástica.

Se basa en la narración de las peripecias de unos personajes en lugares, generalmente, exóticos.

Viajes, misterio y riesgo son sus ingredientes principales.

Se desarrolló a mediados del siglo XIX.

Las novelas de aventuras a menudo se superponen con la ciencia ficción, la fantasía, la novela de guerra, policíaca, etc.

Toman sus premisas y ambientaciones, pero el argumento de ritmo rápido se centra en las hazañas del protagonista.

La novela de vaqueros, del oeste o western supone una de sus variantes.

A continuación, vamos a citar tres ejemplos de novela de aventuras y viajes:
La isla del tesoro (Robert Louis Stevenson).
Robinson Crusoe (Daniel Defoe). Esta novela también se considera histórica.
Las aventuras de Tom Sawyer (Mark Twain).

lunes, 4 de noviembre de 2019

Novela histórica

La novela histórica consiste en una literaturización de acontecimientos históricos con personajes reales o inventados.

Inserta una ficción en un momento histórico.

El autor deberá realizar una minuciosa labor investigativa, que jamás ensombrecerá el argumento.

Su función es lúdica. En ningún caso será didáctica.

Se constituyó como género en el siglo XIX.

A continuación, vamos a citar dos ejemplos de novela histórica:
El hereje (Miguel Delibes).
Crónica del rey pasmado (Gonzalo Torrente Ballester). Esta novela comprende una visión humorística de la España del joven rey Felipe IV.